logo

Copyright ©2018 Centro De Ojos Banfield.

ENTROPION: QUÉ ES Y CÓMO SE TRATA

¿Qué es el entropion?

Se trata de una malposición del párpado, que en esta condición se encuentra dirigido hacia el ojo. Esto hace que las pestañas rocen la córnea, generando un dolor intenso y la sensación de cuerpo extraño. Constituye un serio factor de riesgo para el ojo, que se vuelve más propenso a úlceras e infecciones.

Existen 2 tipos de entropion, y su identificación es clave para una correcta resolución.

• El más frecuente es el entropion involucional, asociado con el estiramiento de los tendones de fijación de los párpados. Al relajarse los tendones que sostienen el párpado en ambos lados, este se vuelve más laxo. Si a esto se le suma la desinserción de los retractores -la lámina que mantiene vertical el párpado- este se vuelve inestable y desarrolla la tendencia a rotar internamente.

Al principio es posible devolver el párpado a su posición, y lograr que este permanezca en su lugar durante un tiempo. Al forzar el cierre de los párpados, sin embargo, este vuelve a rotar. Luego, el problema se hace permanente.

Tratamiento
Para resolver este tipo de entropion, existe una cirugía combinada donde se ajusta el tendón cantal lateral, corrigiendo de esta manera la laxitud horizontal, y se reinsertan los retractores, estabilizando verticalmente el párpado. El éxito de esta cirugía es de los más elevados: 99%.

• El segundo tipo de entropion es el cicatrizal. Está producido por la contracción de la conjuntiva y la intorsión del tarso. Este tipo de entropion no se corrige con las técnicas anteriores. La forma de determinar si el entropion es cicatrizal es intentando reponer manualmente el párpado, cosa que no es posible en estos casos.

Tratamiento
Existen principalmente 2 técnicas para corregir este problema: la tarsotomía o fractura tarsal para casos leves y moderados, y la extirpación del margen con injerto de mucosa bucal para los casos severos.

- La tarsotomía es un procedimiento con excelentes posibilidades de éxito y un postoperatorio reducido. Tiene una gran ventaja adicional, y es que el párpado queda estéticamente muy bien.

- En los casos muy severos, usualmente secundarios a Síndrome de Stevens Johnsons o a Penfigoide Cicatrizal Ocular, donde las pestañas y la piel están en el lado interno del párpado y ponen en riesgo severo la visión, se puede corregir el problema extirpando en forma completa el margen del párpado con las pestañas y la piel, y reemplazandolo por un delgado injerto de mucosa bucal, tomado de la parte interna del labio.